En Alemania, quemar las banderas de este país podría llevar hasta tres años de cárcel, por considerarse como un crimen de odio, así como para el himno de la Unión Europea, así fue votado por el parlamento teutón.

«Quemar banderas en público no tiene nada que ver con las protestas pacíficas», dijo la ministra de Justicia y miembro del partido de centro-izquierda, Christine Lambrecht.

La nueva ley también incluye las formas de romperlas o vejar las banderas, y ha sido considera como “necesaria” su implementación, por luas autoridades.

Mientras que, el  partido de extrema derecha Alternative für Deutschland, ha sido el único que no votó por la aprobación de dicha ley, por considerarse contra la libre expresión y creatividad artistas.