El uso de pistolas de paintball o bolas de pintura para dispararle a las personas en público es delito en el condado de Los Ángeles, sin embargo, según el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) esta tendencia ha incrementado un 30% en comparación al 2019, igualmente dijeron que los atacantes inclusive se están grabando y luego subiendo los videos a las redes sociales como un reto.

En lo que va del 2020 se han registrado un total de 90 tiroteos de paintball, y ha habido ocho arrestos relacionados en la última semana, la mayoría de ellos ocurrieron en el sur de Los Ángeles, según informaron las autoridades en rueda de prensa.

Aparte de poner en peligro a la gente disparándoles, se encuentra el hecho de que los rifles pueden ser confundidos por armas reales por los agentes de policía, dijo el capitán Scot Willians. “Un agente se verá obligado a tomar una decisión de vida o muerte en una fracción de segundo”, agregó.

Si bien la mayoría de los golpes por balas de pintura son insignificantes, una bola puede causar moretones y heridas, la gravedad depende de la velocidad de la pelota, la distancia que recorre y el lugar donde golpea, por lo que las autoridades advierten a los atacantes que, de ser detenidos, se van a enfrentar al rigor de la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here