Empresas farmacéuticas han comenzado a retirar del mercado lotes de medicamentos destinados a controlar la tensión alta, debido a que las píldoras contienen elementos cancerígenos.

Según informó USA Today, la fabricación de las pastillas ya se ha detenido y no volverán a estar en el mercado hasta que no se vuelvan a fabricar nuevos lotes que cuenten con las medidas necesarias para proteger la salud de los consumidores.

Pero hay un problema, porque esta advertencia de que contienen sustancias cancerígenas afecta a las píldoras de valsartan, irbesartan y losartan. Lo que quiere decir que ahora hay muy pocos medicamentos para tratar la hipertensión.

Este hecho ha obligado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (por sus siglas en ingles FDA) a tomar una decisión inusual, de comunicarle a los pacientes que sigan tomando las píldoras que tengan en casa porque los niveles de las sustancias halladas son muy bajos.

De hecho, la agencia teme que si se dejan de distribuir las prescripciones médicas a las personas hipertensas se corren peores riesgos para la salud, incluyendo ataques cardíacos.

Las píldoras se han estado retirando desde el verano pasado y la crisis no ha cesado, aumentando la alerta en este 2019 ya que más empresas farmacéuticas se han unido a la retirada de medicamentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *