Cientos de migrantes centroamericanos que conforman la primera caravana 2020, formada principalmente por hondureños y salvadoreños, intentaron entrar de forma ilegal a México por la frontera Sur, pero fueron contenidos por la Guardia Nacional, que reforzó la seguridad en la zona.

A empujones, los migrantes que pretende llegar a Estados Unidos trataron de cruzar los límites entre Guatemala y México, pero el forcejeo fue frustrado por las fuerzas de seguridad en el paso del puente internacional Rodolfo Robles, que conecta a ambos países.

Tras el altercado, la Guardia Nacional, la Marina y autoridades migratorias cerraron el paso con el fin de ordenar el flujo de los extranjeros. Se permitió la entrada de grupos reducidos de hasta 20 personas para que soliciten el ingreso, que deberá sujetarse a las leyes mexicanas.

821 hondureños consiguieron atravesar la frontera de Tecún Umán en Guatemala con el Sureste de México, en el día de mayor afluencia del punto de registro desde que comenzó a nutrirse la caravana de migrantes el miércoles pasado.

Las personas fueron registradas en Guatemala y consiguieron acceder a territorio mexicano en el paso fronterizo de Ciudad Hidalgo, Chiapas.

Entre los migrantes había, además, 19 salvadoreños, tres nicaragüenses y 38 guatemaltecos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Migración de Guatemala.

La mayoría de los extranjeros, sin embargo, aún espera en el lado guatemalteco de la frontera para poder acceder a México, en la ciudad de Ayutla, en el departamento de San Marcos, contiguo a la frontera de Tecún Umán.

El Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que dará asilo y trabajo a quienes presenten su solicitud de manera formal, con la condición de que permanezcan en la zona Sur del país y no intenten llegar a Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here