Como es de público conocimiento, la mayoría de los países del mundo cerraron fronteras limitando la movilidad de pasajeros nacionales y extranjeros en la región. Esta situación afecta directamente la capacidad de Avianca de mantener su operación.

En consecuencia, a partir de las 00:00 horas del 23 de marzo se suspende toda la operación internacional y se reducirá un 84% la doméstica. Estas decisiones son complejas y dolorosas para Avianca y sus empleados cuya principal razón de ser es conectar viajeros en América Latina. A continuación, se desarrollan en detalle las acciones que se adoptarán:

Suspensión total de la operación internacional y reducción del 84% de la operación doméstica:

A partir del 23 de marzo a las 00:00 horas y hasta el 1 de mayo, Avianca suspenderá por completo su operación internacional. La operación doméstica incluirá la atención desde Bogotá de ciudades capitales y algunas de las regiones. Lo anterior estará sujeto a la evolución de la situación, la disponibilidad y disposición de los clientes para volar y las medidas adicionales que puedan tomarse por parte del gobiernos locales y nacionales que afecten la operación a nivel nacional.

Por tal razón, la programación de vuelos podrá cambiar a diario y los pasajeros serán informados cuando esto suceda. Avianca informará los cambios a través del sitio web Covid-19 https://www.avianca.com/co/es/sobre-nosotros/centro-noticias/noticias-avianca/medidas-proteccion-a-viajeros-covid19/ y demás canales: Avianca Escucha @AviancaEscucha, correo electrónico, Whatsapp para clientes del programa de lealtad Diamond y Gold y Centro de Noticias Avianca.

También, la compañía se ve forzada a dejar en tierra 132 aviones: 22 wide-body, 100 narrow-body y 10 ATR. Mantendrá destinados 5 Airbus 320 y 5 ATR para la operación doméstica.

Medidas laborales

Esta situación global, sin precedentes en la industria aérea, requiere decisiones inmediatas y difíciles como consecuencia de la reducción de su operación. A partir de la fecha se lleva a cabo estas medidas:

La congelación de contrataciones.
La implementación a la mayor brevedad de licencias voluntarias no remuneradas.
Suspensiones de contratos de trabajo.
Negociaciones de las condiciones de pago con proveedores y aliados.
Aplazamiento de costos no esenciales y gastos de capital.

Medidas financieras: control de costos, ahorros y suspensión de inversiones

Se suspende toda inversión, gasto o proyecto que no esté estrechamente relacionado con el mantenimiento y operación doméstica, así como viajes y eventos. Adicionalmente, Avianca entabla conversaciones con distintos aliados para evaluar los pasos a seguir.

“Esta es sin duda la mayor crisis de la industria aérea en la historia. Las decisiones que estamos tomando nos duelen, son extremadamente difíciles, pero debemos ser flexibles y afrontar la situación. La suspensión total de nuestra operación internacional y la fuerte contracción de la doméstica nos obliga a que la mayoría de nuestros empleados vayan a casa. Es momento de que los gobiernos de la región tomen medidas excepcionales que mitigen el impacto social y económico que afecta a cientos de industrias. Si queremos volver a conectar a América Latina y preservar los más de 20.000 empleos que generamos necesitamos del concurso y colaboración del conjunto de actores de industria y sobre todo del apoyo y cooperación de los gobiernos”, comenta Anko van der Werff, presidente y CEO de Avianca Holdings.

Durante esta situación, Avianca ha prestado toda la colaboración a gobiernos y embajadas para que los extranjeros en Colombia y otros países puedan salir y retornar a sus hogares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here