En España, el Ayuntamiento de Barcelona comienza a recuperar actividad presencial en sus servicios y dependencias a partir de este lunes volviendo a la normalidad con la vuelta de empleados a trabajar presencialmente tras el confinamiento por la crisis generada por el covid-19, un proceso que se acelerará a partir del lunes 25. La norma general es volver un tercio de los servicios, y el resto continuará trabajando en casa.

Además, según medios locales, otros servicios con atención presencial, habrá más de un tercio de los equipos. La decisión se tomó el pasado jueves en la comisión de gobierno y se comunicó al día siguiente a los gerentes, los sindicatos recibieron un alud de consultas durante todo el fin de semana y los empleados no recibieron una comunicación oficial por parte de la gerencia municipal hasta este mismo lunes.