El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), aprobó el financiamiento por US$50 millones a favor de El Salvador destinado a reembolsar parcialmente las erogaciones realizadas en virtud del otorgamiento del bono de compensación monetaria a las personas sin vínculo laboral o ningún ingreso permanente y que se vean afectados por la pandemia, en el marco de las medidas implementadas por la emergencia del COVID-19.

La operación forma parte del Programa Regional del BCIE de Apoyo y Preparación ante el COVID 19 y Reactivación Económica, específicamente de su componente No 3. Crédito para Financiar Operaciones del Sector Público.

Dicho programa tiene como objetivo proveer recursos financieros de rápido desembolso a los países de la región del Sistema de la Integración Centroamericana y a otros países extrarregionales para el financiamiento de operaciones para la prevención, detección y tratamiento del COVID-19 y mitigación de su impacto económico en los países.

El Ministro de Hacienda de El Salvador, Nelson Fuentes manifestó la importancia de este financiamiento para el Gobierno, tomando en consideración, los retos financieros del Estado producto de la Emergencia del COVID-19, enfatizando que los recursos producto de este préstamo formarán parte del Fondo de Emergencia, Recuperación y de Reconstrucción Económica del país y serán orientados a complementar el financiamiento integral que demanden las acciones de beneficio a la población implementadas en el marco de la emergencia nacional.

El préstamo fue aprobado a un plazo de hasta 20 años, incluyendo cinco años de período de gracia y una tasa de interés LIBOR a seis (6) meses, la cual será revisable y ajustable semestralmente, más un margen establecido por el BCIE que inicialmente será de ciento setenta y cinco (175) puntos básicos.