Foto: @ComunicacionSV

La economía salvadoreña se encuentra rumbo a una recesión más profunda de la esperada de hasta -8.5 % en este 2020 debido a la pandemia de COVID19 advirtió el Banco Central de Reserva (BCR).

El actual entorno de incertidumbre sobre la duración y el control del COVID19, así como las expectativas macroeconómicas mundiales y de los principales socios comerciales que denotan una contracción del crecimiento durante el año 2020, constituyen los principales factores explicativos de la proyección a la baja en el crecimiento económico de El Salvador en un rango estimado entre -6.5% a -8.5%.

«La pandemia en curso, además de los daños sobre la salud humana, también está generando un grave deterioro en las condiciones macroeconómicas del país, induciendo reducciones en los niveles de producción e ingreso, y por lo tanto, en los gastos de consumo, inversión y las capacidades de exportación e importación de las empresas, factores que reducen el bienestar poblacional», indica en su sitio web.

De acuerdo con estimaciones del BCR, el Producto Interno Bruto reflejó en el primer trimestre un crecimiento anual de 0.8%, período donde el impacto del confinamiento se registró desde la segunda quincena de marzo.

Las actividades que mostraron disminución han sido las que principalmente se han visto afectadas por las medidas de prevención del COVID19, tales como la industria, actividades profesionales, alojamiento y comidas, y transporte, entre otras.

La contracción económica amplió el déficit fiscal, «afectado por los menores niveles de recaudación tributaria y exasperado por los mayores gastos gubernamentales para combatir la propagación y los efectos de la pandemia en el área de salud pública, y para paliar los efectos adversos sobre el consumo de los hogares, a través de subsidios financieros, en especie y otras medidas», indica el BCR.

La pandemia también afecta a países donde residen nuestros familiares, lo cual generó una reducción importante en los envíos de remesas familiares hacia El Salvador, las que a mayo disminuyeron en 11.6%.

El escenario advertido por el BCR es más negativo que el anunciado por los organismos internacionales. Tanto el Banco Mundial como el Fondo el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostican que la economía salvadoreña sufriría una recesión de -5.4 %, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) prevé un desplome de -3 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here