Las instituciones de investigaciones médicas, Instituto Lundquist en el Centro Médico de Harbor-UCLA y el Centro Médico de UCLA (Universidad de California en Los Ángeles) en Westwood buscan a más de 750 voluntarios en el condado de Los Ángeles y nacionalmente, para realizar la fase 3 de las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 llamada AZD1222, desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Este ensayo está diseñado para determinar si la vacuna puede prevenir el COVID-19 sintomático después de dos dosis, dicha vacuna no tiene un virus vivo y no puede transmitirlo a una persona, por lo que, si los resultados del ensayo son positivos, la vacuna podría ponerse a disposición del público para prevenir la enfermedad.

Los voluntarios deben de ser principalmente individuos con un riesgo elevado de padecer enfermedades severas, con condiciones médicas preexistentes como lo son presión arterial alta, diabetes y obesidad, así como también personas de más de 60 años.

Además, para ser elegible, un voluntario no puede haber tenido un resultado positivo en una prueba de COVID-19, dichos voluntarios se asignarán de manera aleatoria para recibir un placebo (inyección salina) o la vacuna en fase de investigación, lo que significa que los participantes y los investigadores no sabrán quién recibe la vacuna.

Esto permitirá a los investigadores comparar los resultados en el grupo de la vacuna versus el grupo del placebo. En los dos años que siguen, los investigadores vigilarán a todos los voluntarios del estudio para ver si desarrollan COVID-19 sintomático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here