Un nuevo informe del Center for American Progress (CAP)  reveló una preocupante falta de diversidad entre los jueces de la Corte Federal de Apelaciones y de la Corte de Distrito de la nación, al tiempo que señala algunos de los ejemplos más extremos de todo el país.

El informe, basado en datos oficiales de finales del año pasado, se asienta en un  estudio de CAP que examinó la falta de juezas, de jueces de color y los que se auto identifican como LGBTQ, así como en las recomendaciones hechas para mejorar la diversidad en los estrados. El nuevo informe contiene aún más detalles, específicamente sobre la composición demográfica de cada Circuito Federal y Tribunal de Distrito a través del país.

“Los hallazgos del informe pintan una imagen sombría de la representación demográfica en los Tribunales Federales inferiores”, dijo la directora asociada de Derechos de Voto y Acceso a la Justicia en el equipo de Democracia y Reforma de Gobierno de CAP, Danielle Root , quien también es la autora del reporte. “Desafortunadamente, la crisis de diversidad del Poder Judicial deja a los litigantes y a nuestro sistema de justicia vulnerables. Al decidir sobre casos que afectan a grupos históricamente su representados, los jueces federales que no pertenecen a dichos grupos pueden tener dificultades para reconocer y contextualizar preocupaciones o dificultades únicas experimentadas por aquellos cuya libertad o derechos están siendo infringidos, lo que puede conducir a errores judiciales”.

Entre los hallazgos a noviembre de 2019, las mujeres juezas no son mayoría en ninguno de los 13 Tribunales Federales de Apelaciones de la nación. El 11 por ciento de los Tribunales de Distrito Federal no tiene juezas en servicio activo.

Aunque las personas de color representan aproximadamente el 40 por ciento de la población general estadounidense, sólo son el 23 por ciento de los jueces activos en los Tribunales Federales de Apelaciones.

Más del 70 por ciento de todos los Tribunales de Distrito Federal no tienen jueces hispanos sirviendo en ellos. Más de un tercio de todos los Tribunales de Distrito Federal se componen por completo de jueces blancos y no tienen jueces de color sirviendo en ellos.

La mitad de todos los Tribunales de Distrito Federal no tiene afroamericanos sirviendo activamente en ellos. Sólo dos Tribunales de Apelaciones tienen más de una mujer de color que es jueza en función o activa.

El 90 por ciento de los Tribunales de Distrito no tienen jueces que se auto identifiquen como LGBTQ.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here