Washington está provocando que las relaciones entre China y Estados Unidos lleguen al borde de una nueva Guerra Fría, declaró este el ministro de Asuntos Exteriores del país asiático, Wang Yi.

«Algunas fuerzas políticas en EUA están tomando como rehén las relaciones entre China y EUA y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría», precisó durante una rueda de prensa, citado por AFP.

Respecto a las declaraciones de las autoridades estadounidenses, en las que acusan a Pekín de estar detrás de la propagación del COVID19 por el mundo, Wang aseguró que «Algunas figuras políticas en Estados Unidos se apresuran a etiquetar el virus y politizar sus orígenes, estigmatizando a China».

Además, añadió que «un virus político» se propaga por el país norteamericano. «Este virus político es el uso de cada oportunidad para atacar y difamar a China. Algunos políticos ignoran completamente los datos básicos y han fabricado demasiadas mentiras atacando a China y tramaron demasiadas conspiraciones».