Una ley aprobada por el senado de Colorado permitirá que a partir de 2020 las personas indocumentadas del estado gestionen sus licencias de conducir en al menos diez oficinas más.

Conocida como SB19-139, la nueva ley entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y seis meses después, a partir del 1 de julio, las diez oficinas de la División de Vehículos Motorizados (DMV) ya deben estar funcionado.

La norma además destina 1,7 millones de dólares para que DMV complete esa tarea y autoriza aumentar el arancel extra que los indocumentados deben abonar por la obtención de sus licencias.

De esa manera, se establece un presupuesto permanente para las nuevas oficinas sin que deba ser debatido cada año por la legislatura, como sucedía desde la aprobación de la ley original, SB13-251, en 2013.

Se anticipa que algunas de la nuevas oficinas se abrirán en zonas rurales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *