Los siete legisladores que harán de fiscales en el juicio político al presidente Donald Trump leyeron este jueves ante el Senado los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, con lo que legalmente comenzó el proceso en esta cámara, aunque no será hasta el martes que se iniciará de facto.

Para hoy se espera que, como estipula la ley, el presidente del Tribunal Supremo, el juez John G. Roberts, jure como jefe de la Cámara Alta, en sustitución del vicepresidente Mike Pence, durante el juicio político. Por su parte, los 100 legisladores del Senado también jurarán hoy como miembros del “jurado” en este proceso.

El jurado está compuesto por los 100 senadores, que al final tendrán que votar si condenan o absuelven al Presidente. Se requiere el voto de 67 de ellos para efectivamente destituirlo y, considerando que los 53 republicanos han expresado su voluntad de encolumnarse detrás del argumento presentado por la Casa Blanca, las chances de que la acusación sea fructífera son extremadamente bajas.

Trump se encuentra acusado de abusar su poder al presionar a Ucrania para investigar al candidato presidencial demócrata Joe Biden, potencial contrincante suyo en las elecciones que tendrán lugar a finales de este año, y por obstaculizar las investigaciones iniciadas por el Congreso una vez comenzado el proceso investigativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here