El comité de finanzas del Senado de Estados Unidos aprobó con una amplia mayoría de 25 votos a favor y tres en contra, el Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que sustituye al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) firmado en 1994 por los tres países.

“Este día se llevaba gestando hace años. El presidente Donald Trump ejecutó una actualización del TLCAN. Como resultado, todo el país se verá beneficiado”, señaló Chuck Grassley, el senador republicano del estado de Iowa que preside el comité.

“Este acuerdo trilateral modernizado abrirá nuevos mercados para los exportadores estadounidenses, creará cientos de miles de nuevos trabajos, hará crecer la economía nacional y protegerá a los trabajadores locales”, añadió. “Espero que el Senado actúe pronto y que la aprobación final esté a la vuelta de la esquina”, completó.

A mediados de diciembre, la Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó el T-MEC, en uno de los primeros y cruciales pasos para conseguir su ratificación en final, en lo que se consideró una victoria para Trump, que forzó su negociación.

El proyecto de ley para implementar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) recibió un amplio apoyo bipartidista en la Cámara baja estadounidense (385 votos a favor, 41 votos en contra), pero para entrar en vigor aún tiene que esperar la luz verde del Senado, dominado por los republicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here