Foto: Pixabay

La Junta de Supervisores aprobó por unanimidad esta semana una moción presentada por la Supervisora Hilda Solís, para acelerar la construcción del Proyecto de Vivienda Vignes, el cual consiste en unidades de vivienda en una propiedad localizada en 1060 North Vignes Street, del condado de Los Ángeles.

Esta acción una respuesta a la crisis de vivienda que impacta desproporcionalmente las comunidades de color y de bajos recursos, problemática que no es nueva pues existe desde hace mucho, pero la crisis del coronavirus la ha empeorado.

“La falta de vivienda es la crisis moral y humanitaria de nuestro tiempo y, desafortunadamente, la recesión económica de COVID-19 ha aumentado la demanda de viviendas más asequibles”, indicó la supervisora Solís en un comunicado.

Asimismo, Solís agregó: “Necesitamos construir rápidamente más unidades de vivienda para proporcionar un refugio estable a las personas sin hogar. Mi determinación es más fuerte que nunca para ayudar a las personas que necesitan acceso a viviendas asequibles. Está en línea con nuestro compromiso de buscar un modelo de apoyo en la atención de nuestros residentes más vulnerables “.

De acuerdo con el conteo de LAHSA de este año, la cantidad de ancianos mayores de 62 años sin hogar aumentó un 20% en relación con el año 2019, así como también los jóvenes en edad de transición y de menores no acompañados, de 18 a 24 años, representan el 7% de la población.

Con información de La Opinión, Los Ángeles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here