La Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles aprobó la asignación de $100 millones derivados de la Ley CARES para ayudar alrededor de 9,000 familias sin recursos, incluyendo a indocumentados con sumas de $7,500 a $10,000 para el pago de alquiler retrasado y evitar que estos sean desalojados de sus hogares.

“Nadie estará solo”, dijo a Univisión Noticias, Emilio Salas, director interino de la Autoridad de Desarrollo del Condado de Los Ángeles (LACDA), “En este programa no se pregunta a nadie de inmigración ni de su ciudadanía; este programa es para las personas pobres, y sabemos que los indocumentados son las personas más afectadas por la pandemia” agregó.

En la primera hora del periodo de solicitud para ser elegidos en el programa de alivio de alquiler Covid-19, más de 10,000 familias pidieron ser incluidas en la lista de prioridades del condado angelino, el dinero no será entregado a las familias incluidas, sino que se les pagará directamente a los propietarios para pagar las deudas atrasadas.

“Este programa lo creamos especialmente para quienes no tienen documentos en EE. UU.”, declaró a Univisión Noticias la supervisora Hilda L. Solís. Asimismo, agregó “Sabemos de la crisis que están enfrentando y ya no pueden aguantar más sin pagar la renta; es posible que muchos de ellos se beneficien con este dinero y puedan seguir viviendo tranquilos en sus departamentos”.

Entre las razones que imposibilitan el pago de alquiler pueden incluir, la pérdida de ingresos debido a horarios reducidos o cierres de negocios, costos médicos relacionados con covid-19, aumento de los costos de cuidado infantil o pérdida de ingresos relacionada con las medidas de emergencia impuestas desde marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here