Para comenzar, un cálculo renal es una concreción sólida que se forma en el riñón a partir de partículas que se encuentran en la orina. Los cálculos renales pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf, pueden ser lisos o irregulares, pero generalmente son amarillos o marrones.

Un cálculo pequeño puede ser eliminado con la orina sin causar demasiado dolor. Un cálculo más grande puede quedar atascado en el cuerpo. Un cálculo problemático puede bloquear el flujo de orina y causar dolor.

Los cálculos renales, mejor conocidos como piedras en los riñones, son cristales que se forman por exceso de calcio, ácido úrico y oxalato en la orina. Conozcamos sus síntomas

Síntomas

Mientras el cálculo está en el riñón, puede que no produzca síntomas. Cuando comienza a movilizarse, ocasiona:

  • Dolor en el área de los riñones.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor que se extiende hasta la parte baja del abdomen.
  • Dolor inguinal, testicular o vaginal.
  • Vómitos o náuseas.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Orina con color inusual o sangrado.

Causas

El principal factor que desencadena los cálculos renales, es la poca ingesta de líquidos(debes tomar, mínimo, 8 vasos de agua al día), también puede afectar la mala alimentación, las enfermedades digestivas y los antecedentes familiares.

Existen varios tipos de cálculos renales, por lo que, la causa puede variar:

Cálculos renales de calcio

Es el más común que causa la formación de los cristales, se puede combinar con el oxalato: sustancia que se encuentra en ciertos alimentos y también en el hígado. Como tratamiento, se aplica una dieta baja en alimentos ricos en oxalatos y grasas.

Cálculos renales de ácido úrico

Puede producirse por factores genéticos, por poca ingesta de líquidos o por seguir una dieta rica en proteínas, que aumenta la cantidad de ácido úrico en el torrente sanguíneo.

Cálculos renales de estruvita

Nacen a causa de infecciones en el sistema urinario. Este tipo de cálculos pueden ser muy grandes.  Como tratamiento aplica la cirugía para extracción de los cristales, o toma de antibióticos.

Las piedras en los riñones pueden ser expulsadas por el organismo, sin necesidad de hospitalización ni tratamientos médicos. por lo que, cuando un cálculo renal es descubierto, debes tomar al menos 3 litros de agua diario y mantener reposo.

También debes disminuir el alto consumo de sal, tomar jugo de limón o naranja con frecuencia y mantener una dieta baja en grasas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *