Mientras el número de casos de infección por el nuevo coronavirus llegó a más de 200 personas en Italia, las consecuencias ya se están dejando ver en el mundo del deporte, especialmente con el aplazamiento de cuatro partidos de la Serie A.

La máxima competencia europea, la Champions League, también se vio “afectada” por el avance del virus en el país. Mañana, el FC Barcelona, visitará la ciudad de Nápoles para medirse al equipo de la ciudad por los octavos de final pero antes deberá pasar por un control a su llegada, según informó un medio especializado en deportes.

El cuadro azulgrana recibió un comunicado del Gobierno italiano en el que le informan sobre un control de temperatura al que deberá someterse todo el plantel.

Con la intención de prevenir la expansión del coronavirus, el cual ya se cobró cinco vidas en el país, si algún miembro de la delegación culé presenta un cuadro febril será trasladado de urgencia al hospital para ser controlado con más detenimiento.

La Serie A ya comenzó a tomar medidas de precaución cuando el domingo, el Torino anunció el aplazamiento a una fecha posterior de su enfrentamiento previsto contra el Parma, correspondiente a la 25ª fecha del campeonato italiano.

Ese aplazamiento se unió a los tres que ya se habían anunciado el sábado por la noche: Atalanta-Sassuolo, Hellas Verona-Cagliari e Inter de Milán-Sampdoria.

De esta manera, casi la mitad de la 25ª jornada fue aplazada por la propagación del nuevo coronavirus en la península itálica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here