El gobierno de Cuba comenzó a racionar la venta de pollo, huevo, arroz, frijoles, jabón y otros productos básicos debido a la grave crisis económica que enfrenta el país, informaron las autoridades.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, culpó del problema al endurecimiento del embargo por parte del presidente Donald Trump, que obligaba a buscar alimentos y suministros en mercados más alejados.

Díaz explicó que se busca una distribución racional y que la regulación de las cantidades de mercancía que cada persona pueda comprar permita enfrentar a los acaparadores o los revendedores que llegan a las tiendas y adquieren todo dejando a la mayoría de la población sin nada.

Las tiendas minorista de alimentos en Cuba son del Estado y venden productos cuyos precios oscilan desde los altamente subsidiados hasta los enormemente caros según los estándares globales.

Cuba importa unos 2.000 millones de dólares en alimentos y la escasez breve o intermitente de productos fue común durante años, pero en los últimos meses un número creciente de productos comenzó a desaparecer durante días o semanas.

En meses anteriores, sin que se informara pero de manera práctica, se limitaron las cantidades de botellas de aceite o jabón que cada comprador podía adquirir, pero las medidas de Díaz parecen generalizar el mecanismo a otros básicos.

Fuente: AP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *