El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles informó sobre su preocupación por el aumento de brotes de influenza, con al menos 70 casos de muertes relacionadas con el virus a nivel estatal en lo que va de la temporada, mientras que en todo Estados Unidos se han reportado 4,800 muertes por gripe.

Los funcionarios de salud insisten en que la vacuna es el antídoto clave para evitar que el virus siga propagándose, además de minimizar las complicaciones que pueden ser mortales en las personas infectadas.

Al mismo tiempo recordaron que la actividad del virus se detiene a mediados de la primavera, por lo que aseguran que no es tarde para aplicarse la vacuna.

El condado de Los Ángeles está «experimentando altos niveles de actividad de la influenza», anunciaron los funcionarios de salud del condado, subrayando que cualquier persona de 6 meses o más debe recibir la vacuna todos los años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here