Pixabay

Un brote de 1.029 trabajadores contagiados se han detectado en el matadero Toennies en la localidad de Gütersloh, en el centro de Alemania, de acuerdo a un balance de la misma empresa.

Ante la situación, un grupos de aproximadamente 60 personas se han reunido para protestar contra le empresa. «Estamos aquí para protestar porque estáis robando los derechos de la gente», expresaron los manifestantes, según la televisión pública alemana ARD.

También, las autoridades pidieron ayuda para  realizar las pruebas a los más de 5 mil trabajadores, luego que las organizaciones no gubernamentales se negaran el apoyo.

Por otro lado, el Gobierno alemán, felicitó la decisión para llevar los test en masa en el distrito de Gütersloh, e hizo un llamado a contener los brotes en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here