Debido a la propagación del coronavirus, que ya ha contaminado a más de 800 personas en China, el parque de atracciones de Disneyland en Shanghái anunció el viernes, el primer día de las vacaciones del Año Nuevo chino, que permanecerá cerrado hasta nueva orden.

La Gran Muralla China y otras atracciones turísticas importantes también cerrarán temporalmente por el brote del virus.

La decisión fue tomada «con fines preventivos y de control de la epidemia y para preservar la salud» de sus clientes y trabajadores, precisó Shanghai Disney en su página web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here