El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió que empresas estadounidenses usen equipos de telecomunicaciones de compañías extranjeras vistas como riesgosas para la seguridad nacional, una medida que parece apuntar a China.

Trump declaró una “emergencia nacional” para emitir el decreto, que aplica en particular al gigante chino Huawei.

La Casa Blanca dijo que tomaba la decisión para proteger al país “de los adversarios extranjeros que están creando y explotando cada vez más las vulnerabilidades de la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en Estados Unidos”.

El decreto presidencial asegura responder a “actos maliciosos favorecidos por internet, incluido el espionaje económico e industrial en detrimento de Estados Unidos y su población”.

Ante la posibilidad de que Trump emitiera un decreto así, las autoridades chinas ya habían denunciado un abuso de poder de parte de Washington con el fin de eliminar a las empresas chinas del libre juego de la competencia.

Fuente: AFP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *