Donald Trump, ha asegurado que dejará de tomar hidroxicloroquina, un antipalúdico cuya eficacia aun no ha sido demostrada científicamente contra el COVID19, dentro de “dos días”.

“Creo que el régimen termina dentro de un día o dos. Creo que en dos días”, ha indicado Trump, que comenzó a tomar el medicamento de forma preventiva después de que un miembro de su equipo diera positivo en la prueba para diagnosticar la COVID-19.

En marzo y abril Trump defendió el uso de la hidroxicloroquina como tratamiento contra el COVID19 a pesar de que son escasas las pruebas de que tiene efectos positivos. Trump destacaba entonces que los pacientes “no tienen nada que perder” tomando esa medicina e incluso sugirió su uso de forma preventiva.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ha autorizado el uso de cloroquina en pacientes con COVID19, aunque solo bajo prescripción médica porque podría causar graves problemas cardiacos. La medicina suele utilizarse en casos de malaria o para tratar el lupus.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reiteró que la gente no debe usar hidroxicloroquina para evitar contagiarse de COVID19. Durante una conferencia de prensa, el director ejecutivo del organismo para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, indicó que el medicamento antipalúdico, que es utilizado para la malaria, “sólo debe usarse en estudios clínicos monitoreados por médicos” debido a sus “potenciales efectos secundarios”.