El gobierno de Donald Trump, dio a conocer una norma destinada a evitar que los inmigrantes indocumentados puedan acceder a ayudas para pagar una vivienda, una decisión que podría dejar en la calle a 55,000 niños que viven legalmente en el país.

La norma fue publicada en el Federal Register, el diario oficial del Gobierno, y antes de entrar en vigor será sometida a un periodo de debate público.

El objetivo de la medida es prohibir el acceso a ayudas para vivienda a aquellas familias en las que al menos uno de los miembros es un inmigrante indocumentado, lo que podría afectar a 55,000 menores que han nacido en Estados Unidos o viven legalmente en el país, según las estimaciones del Departamento de Vivienda.

De aprobarse, la medida impactará en unas 108,000 personas, de las que el 70% son residentes legales o ciudadanos estadounidenses.

Los estadounidenses tienen hasta el 9 de julio para proponer cambios a la norma, concluido ese periodo, la iniciativa podría entrar en vigor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *