Las autoridades de Estados Unidos planean suspender el protocolo sanitario a pasajeros provenientes de ciertos países a partir del lunes y por lo que estos ya no serán obligados a ingresar por alguno de los 15 grandes aeropuertos de Estados Unidos.

Estos requisitos se formularon en febrero para frenar la propagación del coronavirus, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que el gobierno derogará estas leyes a partir de la próxima semana.

Además, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades CDC señalaron que el chequeo actual, que incluye la revisión de temperatura y las declaraciones de los viajeros sobre su estado de salud, “es de eficacia limitada” dado a que algunas personas contagiadas no presentan síntomas.

También agregaron que se enfocarán en otras medidas, incluida una respuesta más fuerte a los reportes de enfermedades en el aeropuerto, registro electrónico de pasajeros para evitar largas colas y “posibles pruebas para reducir el riesgo de transmisión relacionado con los viajes”.

Otras medidas de control solo se aplican a personas de China, Irán, la mayoría de los países de Europa continental, el Reino Unido, Irlanda y Brasil, y a la mayoría de las personas que arriban de esos países y no son ciudadanos estadounidenses se le ha prohibido la entrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here