Se estima que al menos 45 millones de personas de 16 naciones ubicadas al sur de África se encuentran amenazadas por el hambre, debido a sequías, inundaciones y carencias económicas, informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

«Esta crisis de hambre está en una escala que no hemos visto antes y la evidencia muestra que va a empeorar, la temporada anual de ciclones ha comenzado», debemos evitar la devastación causada en 2019, manifestó por medio de un comunicado Lola Castro, Directora Regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para África del Sur.

Castro, pidió a la comunidad internacional que acelere la asistencia de emergencia a millones de africanos que padecen de hambre y de los impactos del cambio climático, pues el programa tiene solo 205 millones de dólares de 489 necesarios para cumplir la asistencia financiera.

«Si no recibimos los fondos necesarios, no tendremos más elección que ayudar menos a los que lo necesitan, y con menos», expresó Castro.

Zimbabwe sufre la peor emergencia de hambre en una década, con 7.7 millones de personas, la mitad de la población, gravemente insegura de alimentos. La situación se ha agravado por el aumento de precios, la pérdida de ganado a gran escala y el desempleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here