El telescopio espacial Hubble celebró este viernes su treinta aniversario con la imagen de una “turbulenta” ubicada a 163.000 años luz, bautizada como “Arrecife cósmico”.

La nebulosa gigante NGC 2014 y su vecina NGC 2020 son uno de los viveros estelares turbulentos que el telescopio ha observado desde que fue lanzado el 24 de abril de 1990.

Su título de “Arrecife cósmico”, se debe a que NGC 2014 “se asemeja a parte de un arrecife de coral que flota en un vasto mar de estrellas”, según explica en un comunicado la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su siglas en inglés), que junto a la Agencia Espacial Europea (ESA), operan el telescopio.

Además, el telescopio también «impresionantes vistas del universo, desde planetas cercanos hasta las galaxias más lejanas”, explicó, por su parte, el administrador adjunto de Ciencia de la NASA, Thomas Zurbuchen.

I
Imagen titulada “Arrecife cósmico”.