En el empate 0-0 entre México y Gales jugado entre semana en el Rose Bowl Stadium de Pasadena, dejó pocas emociones emoción y la afición se quedó con las ganas de celebrar un gol.

El encuentro se tornó muy disputado, con dos equipos sin ideas de cara al arco, en ello se dio una jugada circunstancial  entre Chicharito y el defensor central Ashley Wiliams chocando ambos jugadores, el de Gales se llevó la peor parte terminando con un pulmón perforado.

El jugador que apenas pudo jugar  al 21′ tras la lesión, creyó que cuando iba en camilla, la cosa no era nada grave. Sin embargo, horas después confirmó la gravedad de la lesión.

“Un par de semanas muy locas… Genial de estar de vuelta con la camiseta de Gales y con los muchachos. Sin embargo, después de salir a los 20 minutos con mútiples fracturas en dos costillas, fui al hospital y me di cuenta que había pinchado mi pulmón izquierdo, lo que le llevó a que colapsara, escribió en sus redes sociales junto a la foto en el que se encontraba en el hospital.

Por suerte para el jugador del Everton, todo salió bien y espera tomar descanso y estar listo para la próxima temporada en la Premier League.

Esta es la foto que compartió desde sus redes sociales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *