Estados Unidos 

Es hora. Cambie las baterías de sus alarmas detectoras de humo y monóxido de carbono

El horario de verano termina a las 2:00am del domingo 4 de noviembre de 2018 hora del este; y los consumidores retrasarán sus relojes una hora. Ante el cambio de estación de verano a otoño, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) le invita a adoptar el hábito de cambiar las baterías de sus alarmas detectoras de humo y de monóxido de carbono (CO) en esta fecha.

“Al cambiar la hora de su reloj, cambie las baterías de sus detectores de humo y alarmas de CO. Protéjase y proteja a su familia de los incendios y peligros del CO en su hogar”, dijo Ann Marie Buerkle, presidenta en funciones de la CPSC. “Es necesario instalar baterías nuevas para que las alarmas sigan funcionando y puedan alertarlo a usted y a su familia en caso de emergencia para que puedan salir a tiempo”.

Algunos dispositivos y aparatos electrónicos que tienen reloj se ajustarán automáticamente, pero las alarmas detectoras de humo y monóxido de carbono necesitan que usted les dedique un poco de su tiempo.

Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association, NFPA), se registró un incendio en una vivienda cada 88 segundos en 2017. La NFPA calcula que tres de cada cinco muertes por incendio entre 2009 y 2013 tuvieron lugar en hogares sin alarmas detectoras de humo o donde estos dispositivos no funcionaban.

La CPSC calcula que hubo alrededor de 370,900 incendios en hogares en 2015, que resultaron en unas 2,230 muertes, 10,800 lesiones y $6,630 millones en daños a la propiedad.

El monóxido de carbono es un gas venenoso. Se le conoce como el asesino invisible, porque no tiene color ni olor. El CO puede provenir de diversas fuentes, como los generadores portátiles, los hornos y las chimeneas, y puede incapacitar rápidamente y causar la muerte.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades, CDC, cada año hay más de 400 muertes causadas por envenenamiento involuntario con CO, incluyendo los incidentes vinculados a plantas eléctricas (generadores portátiles) y sistemas de calefacción residencial.

Pruebe la funcionalidad de sus alarmas cada mes y cambie las baterías una vez al año. Confirme que haya una alarma de humo en cada piso de su hogar, dentro de cada dormitorio y afuera de las áreas de dormir. Las alarmas detectoras de CO deben también colocarse en todos los pisos de la vivienda y afuera de las áreas de dormir. Es necesario cambiar las baterías de las alarmas detectoras de humo, a menos que estas cuenten con baterías selladas con durabilidad de 10 años.

Cambie las baterías de sus alarmas detectoras de humo y CO hoy mismo. Mantener la seguridad de su hogar y de su familia es así de fácil.

Related posts

Leave a Comment