El gobierno del presidente Donald Trump ha acordado no deportar a los menores indocumentados que fueron detenidos en un hotel de Texas, amparándose en una declaración de emergencia por el Covid-19.

En lugar de expulsarlos de Estados Unidos, permitirán a ese grupo de niños intentar quedarse en el país, según informaron el pasado lunes las autoridades federales, decisión que fue tomada días después que The Associated Press reportara la practica del gobierno estadounidense de detener en hoteles a menores no acompañados por adultos.

Según grupos civiles, que demandaron al Gobierno, comentaban que por lo menos durante dos meses dicho Gobierno mantuvo a menores en hoteles de Arizona y de dos ciudades fronterizas de Texas para luego deportarlos.

Además, la noche del viernes, la cadena de hoteles Hilton señaló que el Hampton Inn & Suites ya no alberga a ningún indocumentado y que ha instruido al resto de sus hoteles y franquicias para que no alquile habitaciones a menores y familias migrantes bajo custodia federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here