Dos militares retirados estadounidenses detenidos en Venezuela por una fallida “invasión” por mar al país petrolero fueron imputados por “terrorismo” y “conspiración”, informó este viernes el Fiscal General venezolano, Tarek William Saab.

Luke Alexander Denman, de 34 años; y Airan Berry, de 41, enfrentan cargos por “terrorismo, conspiración, tráfico ilícito de armas de guerra y asociación (para delinquir)”, delitos con penas de entre 25 y 30 años de cárcel, dijo Saab en una alocución televisada.

Además, el fiscal solicitó la detención del opositor y autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, en total, son 25 las órdenes de captura por las incursiones en Venezuela, de las que tres son internacionales: la del político Juan José Rendón, el diputado Sergio Vergara y Jordan Goudreau, responsable de la Operación Gedeón.

Saab también sostuvo que hay un total de “31 imputados, entre mercenarios y equipos de apoyo”.

“Fue uno de los hechos más abominables en esta época de pandemia. Un grupo de matones a sueldo, de criminales y mercenarios, entre ellos algunos de nacionalidad estadounidense, intentaron hace unas escasas horas ingresar vía marítima”, comenzó su comparecencia el fiscal.

Después, Saab mencionó que le hizo una solicitud al secretario de la ONU, Antonio Guterres; y a la Alta Comisionada de DDHH, Michelle Bachelet, para que se pronuncien “de manera enfática sobre esta fragante violación contra nuestra soberanía. Se trata de un acto de agresión en medio de una pandemia mundial”, acotó.

Te puede interesar: