Luego que la Asamblea Legislativa aprobara con 63 votos la Ley especial transitoria para la atención integral de la salud y la reanudación de labores en el marco de la pandemia por COVID-19, que se espera dure hasta 120 días después de su entrada en vigencia,estas son las 4 fases de reactivación económica por el COVID-19:

La primera etapa, que iniciará el día 8 hasta el día 30 después de entrada en vigencia la ley, habilita a los aeropuertos, y sus respectivas oficinas de aduana y migración, incluyendo las fronteras terrestres, para operar a fin de repatriar a los salvadoreños y su familia nuclear que se encuentra en el exterior, y transporte de carga, servicios postales, de courier y logísticos. También, se habilita a los puertos y sus respectivas oficinas de aduana y migración, para la pesca y para transporte de carga.

Los empleadores de todos los centros de trabajo, públicos y privados, deberán ajustar sus Programas de Gestión de Prevención de Riesgos Ocupacionales a las medidas extraordinarias relacionadas en el artículo 9 de esta ley. Las personas trabajadoras de sesenta años de edad en adelante, mujeres en período de gestación, lactantes, así como personas de los grupos vulnerables y personas que padecen enfermedades crónicas o degenerativas no podrán verse afectados por no presentarse a sus lugares de trabajo.

En la segunda fase, a partir del día 31 hasta el día 51 después de la entrada en vigencia de la ley, se permitirá la apertura del servicio de mesas de restaurantes, las iglesias, museos, gimnasios y centros de convenciones. Estos podrán operar con medidas de bioseguridad y distanciamiento social.

Desde el día 52 hasta el día 72 después de la entrada en vigencia de esta ley, se implementará la fase tres y se permitirá la apertura de el servicio de salas de belleza y se permite reabrir estadios de fútbol si se garantiza una distancia de dos metros entre cada persona.

Finalmente, la etapa cuatro iniciará a partir del día setenta y tres hasta el día ciento veinte después de la entrada en vigencia de esta ley. En ese período continuarán suspendidas las actividades presenciales de educación inicial, parvularia, básica y media, así como las actividades académicas extracurriculares.

Sin embargo, en esta etapa se da una reapertura general pero garantizando una distancia de 1.5 metros entre diferentes personas en los trabajos

También, esta ley prohíbe cerrar empresas sin seguir el debido proceso. Eso sí, las empresas deben garantizar medidas de distancia y mitigar riesgos por medio de horarios escalonados, reuniones virtuales, provisión de equipo de seguridad como mascarillas o desinfectantes, y programas de difusión de estas medidas entre el personal.