El príncipe Harry llamó a su hijo Archie, en agradecimiento a un oficial del ejército británico, que hizo posible su sueño de servir al frente a su país en Afganistán en 2008 pese a los temores de que sería un objetivo principal para el enemigo.

De acuerdo al tabloide The Sun, el comandante Tom Archer-Burton, conocido como “Archie” entre sus amigos más cercanos, fue el oficial al mando del hijo de Lady Di y el príncipe Carlos durante su misión secreta de Afganistán en 2008, y logró convencer a los altos mandos que el príncipe formara parte de uno de los grupo de operaciones enviados a la zona de conflicto.

El general Sir Richard Dannatt quería mantener al príncipe lejos de la línea del frente por considerar que podía correr peligro su vida. Harry se enfadó y estuvo a punto de dejar el ejército. Fue entonces cuando intercedió el oficial “Archie” entre ambos.

Tom Archer-Burton convenció al príncipe para que no abandonara el ejército y logró que Dannatt aceptara al nieto de la reina Isabel II en sus tropas gracias a un acuerdo para mantener en secreto su despliegue en la zona de batalla para protegerlo de los ataques talibán.

“Todos saben en el Ejército, y concretamente en el círculo más íntimo de Archie, que el nombre del bebé es un gesto de agradecimiento para él”, dijo una fuente a The Sun.

“Los dos han mantenido el contacto de manera regular, y Archie conoce a gran parte de la familia de Harry, incluida Meghan”, añadió el mismo informante al citado diario.

Fuente: Infobae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *