El Departamento del Tesoro de Estados Unidos eliminó la designación de China como país “manipulador de divisas”. La decisión llega días antes de que ambas potencias firmen en la Casa Blanca un acuerdo de “fase uno” en su objetivo de comenzar a desescalar la guerra comercial que protagonizan hace casi 18 meses y cuyo impacto afecta en todo el mundo.

“China ha llevado a cabo compromisos verificables para evitar devaluaciones competitivas, a la vez que promoverá transparencia y responsabilidad”, afirmó el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, en un comunicado alusivo.

Su departamento divulgó un nuevo informe macroeconómico, en el que se retira al gigante asiático de la categoría de “manipulador de divisas”, donde lo había incluido en agosto pasado, en plena disputa comercial.

El Departamento del Tesoro había incluido a China en su lista de “manipulador de divisas” en agosto de 2019, en lo que supuso una nueva escalada en la guerra comercial. Esa decisión se produjo justo después de que el Banco Popular de China (el banco central del país) dejara caer con fuerza su divisa, el yuan, de manera que para comprar un dólar hicieran falta siete yuanes.

En ese entonces, el Tesoro aseguró que “el propósito de la devaluación de la moneda de China es obtener una ventaja competitiva injusta en el comercio internacional” e instó al Gobierno del presidente chino, Xi Jinping, a “mejorar la transparencia del tipo de cambio y las operaciones y objetivos de gestión de reservas”.

Ahora, China pasa a una “lista de vigilancia”, en la que Washington clasifica a aquellos socios comerciales que merecen una “atención especial” sobre sus prácticas monetarias. Aparte del gigante asiático, en ese listado aparecen otras nueve naciones: Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Singapur, Suiza y Vietnam.

Se espera que el acuerdo alcanzado el mes pasado reduzca los aranceles a la mitad e impulse las compras chinas de productos agrícolas, energéticos y manufacturados estadounidenses, al tiempo que aborda algunas disputas sobre propiedad intelectual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here