Un tribunal de Los Ángeles ordenó a los servicios migratorios estadounidenses que liberen a más de un centenar de niños migrantes detenidos en tres centros de reclusión, debido al riesgo de que puedan infectarse con el COVID19.

Dos de los tres centros de detención tienen casos confirmados del virus y podrían convertirse en importantes epicentros de contagio, dijo la juez de distrito Dolly Gee en su decisión.

Los 124 menores detenidos en esos centros deben ser o entregados a sus padres o puestos en familias de acogida con la aprobación de los padres de ahora al 17 de julio.

Luego de la orden de liberación de menores, activistas y legisladores demócratas exigieron al Gobierno que libere también a los padres de los menores que deberán salir de los centros de detención para familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here