El hallazgo de varios bloques de piedra que contienen calcita, cuarzo y, muy probablemente, invertebrados microfósiles de plancton y caracoles se hizo durante una investigación paleontológica entre el 27 y 31 de agosto de 2018 en los terrenos donde se construirá la planta eólica VENTUS.

“Encontramos el área de contacto donde el mar golpeaba con la plataforma continental hace  65 o 60 millones de años, es el punto exacto donde el mar comienza a retroceder y empiezan a formarse las plataformas continentales”, explicó el paleontólogo Daniel Aguilar sobre los bloques de capas rojas encontradas en el caserío La Cañada, cantón Mal Paso, Metapán.

La importancia del descubrimiento radica en que “lleva a entender los procesos que ha tenido la formación de nuestro paisaje, la cantidad de recursos y de animales que han existido a lo largo de este tiempo y, lo más importante, saber cómo y en qué momento el paisaje cambió”, añadió Aguilar, quien investigó la zona junto con el conservador Ernesto Novoa y seis auxiliares de campo de la empresa.

El material colectado será lavado y limpiado con ácido para retirar las capas de oxidación, luego se cortarán láminas delgadas para tener una mejor visión de lo que contienen, que seguramente serán microfósiles; “estos nos dirán qué clase de agua era, si tenía poco o mucho oxígeno, o con predominancia de qué organismos”, agregó el paleontólogo.

Las muestras serán analizadas y, posteriormente, se hará una publicación en una revista científica, pues el área de contacto entre la zona marina y continental había sido buscada sin éxito por científicos extranjeros en años anteriores, dijo el paleontólogo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *