Un apicultor español de 54 años falleció por la picadura de una avispa asiática, cuando intentaba quitar un nido de dichos insectos que encontró cerca de sus colmenas.

Detalles del hecho fueron narrados por un amigo del fallecido que lo acompañaba en el momento, la avispa picó en una ceja a la víctima, que se desmayó al poco tiempo. El acompañante llamó rápidamente a emergencias, pero al llegar los paramédicos no pudieron hacer nada por él.

Según algunos expertos, los ataques de avispas asiáticas a humanos son poco frecuentes, pero sus aguijones son tan potentes que hasta podrían atravesar un traje de apicultor. Estos insectos miden cerca de cinco centímetros y la carga venenosa de su picadura las hace peligrosas incluso para los seres humanos.

Te puede interesar: