El diputado Héctor Olivares, que fue víctima el jueves de un ataque a tiros en las inmediaciones del Congreso de Argentina, falleció al no lograr superar las graves heridas.

Como consecuencia del atentado ya había muerto su asesor Miguel Yadón, en el momento del ataque.

“Un gran dolor la muerte del diputado Olivares. Un fuerte abrazo a su familia, correligionarios y amigos”, escribió en Twitter el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, de la coalición oficialista Cambiemos, al igual que el legislador fallecido.

Por su parte, el presidente de Argentina decretó duelo nacional por 48 horas “para honrar al diputado nacional”, así lo dio a conocer el mandatario en su cuenta de Twitter.

Como resultado de la investigación de los hechos, la Policía detuvo a seis personas, entre ellas los dos presuntos atacantes que iban dentro del automóvil desde el que se efectuaron los disparos, que las autoridades atribuyen a razones puramente personales y no políticas.

La prensa argentina señaló que el móvil del ataque fue una presunta relación que mantenía Yadón, casado y con hijos, con Stefanía Fernández, de 24 años e hija de uno de los atacantes.

La joven, de nacionalidad española, fue detenida el viernes cuando se presentó en su domicilio, que ya había sido registrado anteriormente.

Los dos principales sospechosos, arrestados cuando trataban de fugarse, son Juan Jesús Fernández y su sobrino Juan José Navarro Cádiz, detenido en Uruguay y a la espera de ser extraditado.

Fernández declaró el sábado y, según su abogado, Ramiro Rúa, quien disparó fue Navarro Cádiz.

La muerte de Olivares, que tenía dos hijos, ha conmocionado el abanico político de Argentina, tanto del oficialismo como de la oposición.

Fuente: EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *