Los duques de Sussex, Harry y Meghan, dejarán de ser miembros activos de la familia real británica en la primavera de este mismo año, anunció este sábado el Palacio de Buckingham.

El Palacio informó en un comunicado oficial, que Harry y Meghan no pueden representar oficialmente a la Reina Isabel, perderán sus títulos nobiliarios y ya no recibirán fondos públicos.

«Con la bendición de la Reina, los Sussex continuarán manteniendo sus patrocinios y asociaciones privadas», agrega el escrito, que señala que ambos han «dejado en claro que continuará defendiendo los valores de Su Majestad».

El comunicado indica además que el duque y la duquesa de Sussex desean pagar por los gastos para la renovación de Frogmore Cottage, que seguirá siendo su residencia en el Reino Unido.

«Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia», dijo la Reina Isabel ,en un mensaje especial también divulgado este sábado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here