Funcionarios del gabinete de Gobierno salvadoreño, pusieron a disposición sus salarios para que sean utilizados en la adquisición de recursos para enfrentar de mejor manera la pandemia de COVID-19.

A través de mensajes en sus cuentas de Twitter y otras redes sociales secretarios, comisionados presidenciales y ministros, entre otros funcionarios, expresaron su decisión de entregar su salario para utilizarlo en beneficio de la población.

“Presidente Nayib Bukele, mi salario de secretario privado de la Presidencia queda a disponibilidad del pueblo salvadoreño, ¡Dios nos bendiga a todos!”, afirmó el secretario Privado, Ernesto Castro.

La misma decisión compartió el secretario jurídico, Conan Castro. “Señor Presidente Nayib Bukele, pongo a disposición mi salario a fin de afrontar esta emergencia nacional, ¡nuestros hermanos salvadoreños lo necesitan!”, aseguró.

El ministro de Gobernación, Mario Durán, escribió en su cuenta de Twitter: “Presidente Nayib Bukele, disponga de mi salario como sea conveniente al pueblo de El Salvador”.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, escribió: “Presidente Nayib Bukele, si los diputados no quieren aprobar los fondos, pongo a disposición mi salario. Todo por el bienestar y la salud del pueblo salvadoreño”.

La ministra de Educación, Carla Hananía de Varela, se unió a la cruzada solidaria: “Señor Presidente, pongo a disposición mi salario como ministra para atender las necesidades de la población en esta emergencia”, externó.

“Esta noche, Presidente Nayib Bukele, pongo a disposición mi salario como secretario de prensa para enfrentar con más recursos el COVID-19, si los diputados continúan con ese viejo manual de boicot; nosotros respondemos con el compromiso para El Salvador”, dijo el secretario de prensa, Ernesto Sanabria.

El Presidente Bukele cuestionó que los diputados estén bloqueando la adquisición de fondos externos para combatir el COVID-19 y afirmó que El Salvador es el único país al que no han autorizado financiamiento de emergencia para enfrentar la pandemia.

La prioridad en el pago de salarios de parte del Gobierno serán todos aquellos trabajadores que están en la primera línea de combate del COVID-19 y el resto de empleados del Estado, no así los legisladores, dijo el jefe de Estado.