El gobierno salvadoreño ha desplegado a centenares de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y soldados de la Fuerza Armada para verificar durante la actual emergencia, en cumplimiento de la cuarentena especial en todo El Salvador.

Son 810 controles vehiculares los instalados principales y secundarias en diferentes puntos del país. Estos tienen dos objetivos claros: la implementación del Plan Control Territorial y el estricto cumplimiento de la cuarentena por parte de la población salvadoreña para frenar la pandemia de COVID-19.

El director de la policía, comisionado Mauricio Arriaza Chicas, dijo recientemente que estas acciones serán de carácter permanente mientras exista la amenaza del COVID-19 en el país, al igual que el Plan Control Territorial con el cual se logró reducir los índices de criminalidad en el país.

Durante estas revisiones, la policía comprueba la documentación de la empresa que respalda a los trabajadores que se conducen en automóviles y los que circulan a pie, como parte de las medidas preventivas por el COVID19.