Grecia ha prohibido que los turistas con sobrepeso monten burros en la popular isla de Santorini, donde los visitantes suelen pagar para que esos animales los lleven por las laderas empinadas desde la costa hasta la ciudad principal de la famosa isla.

La medida fue adoptada luego de que los activistas de la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés) denunciaran que los animales estaban “paralizados” por la culpa de “jinetes obesos”.

Según el anuncio del Ministerio de Desarrollo Rural y Alimentación griego, los burros que dan paseos turísticos en Santorini no deben transportar cargas mayores a 100 kilogramos o una quinta parte de su peso, con lo que se espera que los animales ya no sufran lesiones en la columna vertebral.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *