Foto; President of Russia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó el decreto para que hoy entren en vigor las enmiendas constitucionales aprobadas por casi el 78 % de los votantes en plebiscito y que le permiten permanecer eventualmente en el Kremlin más allá de 2024, cuando expira su actual mandato.

El propio Putin anunció la entrada en vigor «por voluntad de los ciudadanos» de los cambios a la Constitución de 1993, en una reunión con el grupo de trabajo que preparó las enmiendas.

Sostuvo que «los cambios introducidos en la ley fundamental afectan a todos y a cada uno y, por eso, la palabra decisiva solo la podían tener los ciudadanos de Rusia».

Aparte de allanar el camino para la posible permanencia de Putin en el poder más allá de 2024, la nueva redacción de la Constitución rusa incluye una serie de enmiendas, 206 en total, sobre cambios en la vida política y social del país.

Entre las modificaciones en la Carta Magna destacan la indexación anual de las pensiones de los rusos, el salario mínimo por encima del mínimo de subsistencia, el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, la prohibición de ceder territorio a otros países o la prevalencia de la Ley Fundamental sobre el derecho internacional.

El 77.92% de los votantes apoyó el paquete de enmiendas a la Constitución rusa sometido durante una semana a un plebiscito que concluyó el miércoles, frente al 21.27% que lo rechazó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here