El huracán Laura de categoría 4 azotó la madrugada de este jueves con fuertes vientos la costa de Luisiana, lo cual obligó a evacuar a centenares de miles de personas de este estado del sur de Estados Unidos y de su vecino Texas ante la perspectiva de «catastróficas» crecidas.

Según informó en su boletín el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de las 09H00 GMT que Laura se adentraba en Luisiana a 24 km/h como huracán de categoría 3, con vientos sostenidos de 195 km/h con rachas más fuertes y tocó tierra en Cameron, Luisiana, con categoría 4, con vientos de 240 km/h.

«¡CÚBRASE AHORA! Considere a estos vientos extremos inminentes como si se acercara un tornado y muévase inmediatamente a una habitación segura en su refugio», advirtió el NHC en Twitter. «Proteja su vida», insistió.

Marejada ciclónica catastrófica, vientos extremos e inundaciones repentinas están sucediendo en partes de Luisiana, esto sumadas a la marea alta, marejadas que se espera penetren unos 65 km tierra adentro lo que podrían causar una crecida de las aguas de entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal.

Asimismo, se producían fuertes lluvias que según los pronósticos podrían llegar a entre 130 y 250 milímetros, con algunos picos de casi 400 mm en el oeste de Luisiana y el este de Texas. Ambos estados albergan grandes centros de refinado de petróleo. Más de 100 plataformas petrolíferas en el golfo de México fueron evacuadas como medida de precaución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here