Gracias al apoyo financiero de Japón, El Salvador a través de diferentes instituciones públicas, implementará un programa de apoyo para la integración familiar de jóvenes retornados y para jóvenes proclives a la migración en los departamentos de San Miguel, La Unión, Usulután y Morazán.

Esta cooperación será posible a través de un convenio firmado por el embajador de Japón en El Salvador, Higuchi Kazuyoshi, el jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Jorge Peraza Breedy.

La cooperación, no reembolsable, del país asiático para implementar este convenio, en un período de tres años, suma un total de 4.6 millones de dólares y servirá para la ejecución de una serie de programas de capacitación, asistencia e inversión en equipo e infraestructura educativa.

El convenio de cooperación incluye 670 becas para deferentes modalidades de educación como carreras técnicas, cursos especializados y educación flexible. A estas becas pueden aspirar los jóvenes entre 18 y 29 años.

Además, establece la entrega de 5 mil kits de higiene, que serán entregados al Centro de Recepción para Personas Migrantes Retornadas, la instalación de un sistema de energía solar y la construcción de aulas adicionales en el Modelo Educativo Gradual de Aprendizaje Técnico y Tecnológico (MEGATEC) de La Unión.

A la firma del convenio asistió el viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Víctor Lagos, quien agradeció la cooperación japonesa par El Salvador y recordó que este mes se cumplen 85 años de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here