El nuevo informe del Greenlining Institute: “Abriendo caminos para los jóvenes de color: el futuro de la fuerza laboral de salud de California” analiza las barreras que mantienen a los jóvenes de color fuera del campo de la salud y lo que se puede hacer para superar esas barreras.

El informe, señala que mientras que las comunidades negras, latinas y nativas americanas representan el 62 % de la población de California, menos del seis por ciento de los médicos de California son latinos y solo el cinco por ciento son negros.

En asociación con el programa Health Pathway Partnership del condado de Alameda, Greenlining realizó encuestas y un grupo de enfoque con ex alumnos del programa para tener una idea de los desafíos que enfrentan al seguir carreras en la salud y qué tipo de apoyo reduciría esos desafíos.

El coautor del informe, Christian Beauvoir, dijo que “Los jóvenes de color quieren trabajar en el campo de la atención médica, pero se interponen en su camino demasiados obstáculos siendo la tasa marcadamente más alta de muertes por COVID-19 entre los californianos negros y latinos esto nos recuerda lo importante que es tener una fuerza laboral de salud diversa que pueda brindar atención culturalmente de manera competente».

Entre los hallazgos sobresalientes del informe se encuentran los siguentes desafíos que enfrentan los jóvenes de color:

  • Finanzas , incluidos los costos prohibitivos asociados con las solicitudes y la matrícula universitaria.
  • Transporte , con viajes largos al trabajo y falta de dinero que obligan a muchos a utilizar alternativas de transporte más riesgosas para reducir costos
  • Falta de sistemas de apoyo que los ayuden a ingresar y navegar la educación superior.

Los factores de apoyo clave citados por los participantes incluyeron los siguientes:

  • Exposición a una variedad de carreras y profesionales de la salud
  • Apoyo social y tutoría, particularmente para jóvenes de primera generación y de bajos ingresos
  • Asistencia financiera que alivió la carga de los costos y redujo la necesidad de elegir entre una educación superior y tener un trabajo para mantenerse a sí mismos y a sus familias.

El informe concluye con una serie de recomendaciones de políticas diseñadas para reducir las barreras citadas y aumentar la disponibilidad de apoyos, incluida la aprobación de la Proposición 16 para permitir que el estado aborde de manera más efectiva las disparidades raciales en la educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here