La captura del diputado Armando Escribá es ordenada por el Juzgado de Mayor Riesgo, por los delitos de concusión y fraude por el caso Construcción y Corrupción, Fase 2.

Varios meses atrás, el Ministerio Público buscaba a Escribá, pero no fue encontrado, por tanto el legislador decidió llegar a los tribunales para solicitar su captura. Anteriormente la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) cateó tres inmuebles para lograr detenerlo el pasado 10 de enero, pero el diputado logró evadir las diligencias.

“Es momento que se aclare la situación, siempre he creído en la justicia y nos ponemos a disposición de ellos. Nadie puede ser sentenciado si haber sido oído y sentenciado ante juez competente”, expresó Escribá a los medios. Según la Feci, el causado mantuvo  vínculos con las empresas Montañas Nacionales, S.A. y Señalamiento Vial de Centroamérica, S.A., que obtuvieron contrataciones con el Ministerio de Comunicaciones, por Q194.3 millones, cuando el congresista era director de la Unidad de Conservación Vial (Covial), durante los gobiernos de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y el Partido Patriota (PP).

Además el deputado habría retrasado en constantes ocasiones el retiro de inmunidad con múltiples recursos legales, el requerimiento fue interpuesto por la fiscalía desde septiembre de 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here