Imagen de Nadine Doerlé en Pixabay
Yanis Ruiz, directora de Kinder Amiguitos

Redacción: Naomi Villalobos.

Durante la Emergencia Nacional a causa de la pandemia de COVID19 en El Salvador, surge uno de los temas más importantes a analizar, la educación, hablamos con Yanis Ruiz, quien es directora de Kinder Amiguitos y que cuenta con más de 19 años de experiencia en temas educativos.

Lo primero en resaltar, es la singularidad de la situación en la que se encuentra El Salvador, ya que dicho país, ya había suspendido clases antes, generalmente por problemas de desastre natural, como lluvias o enjambres sísmicos, pero por pocos días, hoy las aulas tienen más de un mes vacías.

“Creo que nadie estaba preparado para una situación de esta magnitud, nos agarró de sorpresa, pero es en estos momentos que como educadores debemos poner nuestra imaginación y pensar cómo hacer para que nuestros niños continúen con su aprendizaje y lo hemos hecho por toda la vía de la tecnología, que nos está sirviendo como instrumento para que los niños nos tengan siempre presente en sus casas”.

La dinámica en la educación salvadoreña ha dado un giro de 360 grados y es gracias a la Tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que se ha podido continuar con el aprendizaje con los alumnos.

“Nuestra dinámica se está desarrollando día con día, a través de la tecnología, por medio del teléfono enviamos los videos, hacemos videollamadas para toma de lecturas, las maestras preparan sus clases, las envían y estamos en un contacto día a día con los niños para que sientan que estamos ahí con su kínder, hemos transportado el kínder a las casas por medio de la tecnología”, explica Ruiz.

Sin embargo, aunque la tecnología ha facilitado el aprendizaje desde casa, surge un temor en la educación y es que la secuencia de aprendizaje no se dará de la misma forma en los alumnos, ya que ahora cada padre se encargará de marcar el ritmo en la educación.

“Es un equipo, maestros, padres e hijos y en este momento son los padres los que han tomado el liderazgo en la casa de dar los conocimientos y dirigir a sus hijos y sabemos que van haber diferentes niveles de recibir esa educación, que los niños no van a tener la misma secuencia del aprendizaje que otro y como maestros debemos estar conscientes que vamos a respetar el ritmo de aprendizaje de ellos”.

Ante eso Ruiz, plantea que ya se tiene un plan para nivelar a todos “Vamos a hacer una evaluación diagnostica de como nuestros alumnos regresan de sus casas a las aulas, para comenzar a nivelar y hacerlo de forma personalizada, haciendo adecuaciones curriculares para cada niño, porque cada niño va a llegar con diferente ritmo de aprendizaje”.

También, Ruiz explicó que la actual situación traerá y que ya se están manifestando problemas psico-sociales en los niños, ya que manifestó no es igual recibir educación en casa que en un aula con todos los recursos necesarios.

“Como institución estamos en contacto con los maestros para saber cómo esta cada alumno en casa y pues ya sabemos que ya hay un impacto psicológico en los niños, al estar limitados en su espacio, en el diario vivir y pues es complicado para ellos ahorita entender y hemos intentando explicarles a través de videollamadas la importancia de quedarse en casa y que los vamos a preparar para cuando regresen a las aulas”.

Definitivamente el COVID19 marcará un antes y un después en la educación, aseguró Ruiz, “Los niños estaban acostumbrados a abrazar a su profesora, a sus compañeros, a jugar, interrelacionarse, hoy vamos a tener que educarlos a ellos con ese distanciamiento, mientras llega la vacuna y esperemos sea pronto para que puedan tener la sociabilización adecuada para la edad de ellos.

Pero ellos van a sentir en su corazoncito, en su área psicosocial, van a sentir como ellos tienen que aprender a frenar sus sentimientos de cariño, de muestras de afecto, vamos a tener que educarlos en esa nueva etapa que nos vamos a enfrentar al retornar a las aulas”.

En El Salvador, hay una entidad que rige el tema de educación, el Ministerio de Educación (MINED), quien se encarga de marcar la pauta durante esta emergencia y dar las directrices de actuación de las instituciones tanto estatales como privadas.

Ruiz, resaltó que el MINED ha estado acompañando a las instituciones desde que empezó la cuarentena se les dio indicaciones, además ha estado apoyándolos, brindándoles orientaciones, ha facilitado guías en las que pueden apoyarse los docentes.

“El Ministerio ha tratado de acoplarse esta nueva etapa como todos, hasta el momento hemos desarrollado tres fases que se han sido dictadas por ellos, sin embargo, no sabemos cuántas habrá, si habrá más y hasta cierto punto lo entendemos porque ellos dependen de las instrucciones del presidente de El Salvador”.

Las fases que se han realizado, según contó Ruiz, son: La fase uno fue “recién cerraron las instituciones, nos dijeron, los niños ya no pueden llegar, comiencen a trabajar con guías”.

En estos momentos El Salvador, ya se encuentra en la fase 2 la cual terminará el 15 de mayo, durante esta “se prepararon ya todas las guías y el material virtual que llega hasta el 15 de mayo”.

A partir del 15 de mayo, da inicio la fase 3 “que ya es terminar todo lo que resta del año escolar de manera virtual, es preparar todo el contenido del plan de estudio que tenemos”.

Además, indicó que cuando se regresen a las aulas, seguirán todas las indicaciones que de el MINED en su momento.

“Para nosotros como institución lo más importante es la salud de nuestros alumnos y si es así como vamos a seguir, siempre daremos el 100% dando lo mejor de nuestra vocación como educadores para que los niños tengan su aprendizaje de la manera virtual”.

Pero ¿estaba listo El Salvador para la educación en línea?

Ruiz, explica que no pero que como todos buenos salvadoreños se ha hecho lo mejor para llevar adelante este nuevo reto, “los salvadoreños somos muy trabajadores y no ponemos un, pero a lo que nos pase y estamos siempre tratando de pensar, idear y crear más allá de lo que podamos hacer para salir adelante, estamos dando el 100 para que las cosas funcionen, para que los niños reciban sus clases, estamos haciendo un montón todos los salvadoreños para seguir adelante”.

Y es precisamente ese mensaje que envía Ruiz a los padres de familia, que sigan adelante ya que ellos son los pilares de la educación de sus hijos “Hay que seguir adelante, ensañar jugando, no imponerles el estudio, que se involucren como familia y que participen con ellos en un tiempo de calidad y valorar lo importante de la educación porque muchos padres nos dicen “hoy si siento como los maestros trabajan porque no está costando con mi niño”.

Hay que involucrarse en la educación de sus hijos y motivarlos, nosotros en ningún momento vamos a dejar a los niños sin su aprendizaje que es lo más nos interesa a nosotros que ellos contienen hasta finalizar el año electivo”.

Sin embargo, en esta nueva modalidad en la que los padres han tomado el liderazgo de la educación en casa, un gran sector ha expresado su molestia al tener que seguir pagando las mensualidades, lo que ha ocasionado un impacto económico en el sector privado de educación.

“He logrado ir saliendo únicamente con la planilla, estamos en esa lucha, buscando salir adelante, no sabemos mayo como va a venir, la economía es más desgastante, es una lucha la que estamos haciendo las instituciones privados, ya que nuestros únicos ingresos vienen e las mensualidades”.

Pero, aunque Ruiz ha logrado salir adelante con sus compromisos económicos en su institución, resaltó, que esa historia no es la misma para todos, “hablando con muchos directores de otras instituciones, no han logrado salir con este mes, ya que no han tenido muchos ingresos, muchos hablan ya de cierres, porque nuestro sostén económico son las mensualidades de los padres, y si ellos no lo hacen, se tendrán que cerrar muchos colegios”.

Antes, eso la educadora hizo un llamado a todos esos padres de familia a ser solidarios, “las instituciones no es que hayan querido cerrar las aulas, la misma emergencia ha llevado a que esto pase, pero no porque las aulas estén cerradas hemos dejado de trabajar, no, hemos seguido trabajando, día con día, creando y todavía haciendo más esfuerzo para que los niños reciban sus clases.

Yo invito a estos padres, a que hagan conciencia, sabemos que la situación económica es difícil, pero también los colegios siempre estuvieron a la par de sus hijos ayudándoles, así que hoy es el momento en que ellos nos apoyen, nos ayuden a pagar esas cuotas porque el personal sigue trabajando y ellos tienen familia y necesita de su salario”.

Además, agradeció a todos los padres que han valorado el esfuerzo de sus maestras y han sido responsables con las cuotas, e instó a los que de verdad no pueden enfrentar los pagos, a acercarse a sus directores y exponer la situación, ya que ellos también pueden ayudarlos.

Para finalizar, Ruiz recordó que la triada perfecta de la educación son “padres, maestros y alumnos” y envió un mensaje a todos los educadores del país a seguir adelante con sus estudiantes, porque ella no duda que El Salvador superará esta situación.