El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anunció el martes en rueda de prensa que los policías de la ciudad empezarán a llevar en su uniforme cámaras de video con el objetivo de dar mayor transparencia a sus intervenciones.

El plan municipal implica incluir una partida en los próximos presupuestos que permita adquirir las aproximadamente 7,000 cámaras de video que se requieren para que todos los agentes de Los Ángeles incorporen el dispositivo a su equipamiento de trabajo.

La medida responde a la necesidad de mejorar la confianza del ciudadano en las fuerzas de seguridad tras la muerte del joven Michael Brown en Ferguson, Missouri, quien iba desarmado y perdió la vida tiroteado por un agente que terminó por ser exculpado.

Garcetti aseguró que las cámaras son un gran paso adelante para ayudar a aclarar situaciones como la de Ferguson, aunque no una panacea.

La ciudad ha recaudado más de US$1.5 millones en donaciones privadas para ayudar a pagar por las cámaras.

 

la equipara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *